Y este es el AMG español que quizá no conocías, el Mercedes MB 100 AMG

De Auto-Union a Mercedes-Benz

La historia de AMG está llena de berlinas superlativas (Mercedes 300 SEL 6.3 “Rote-sau”, Mercedes 300 E 5.6 “Hammer”, Mercedes-AMG E 63 S, etc), sin embargo también ha preparado o personalizado modelos menos prestigiosos de la marca de la estrella, como el Mercedes-Benz MB100.

El Mercedes MB 100, esa furgoneta española y predecesora del Vito/Clase V que tanto éxito tuvo a finales de los años 80, recibió el honor de una preparación AMG. Y es que AMG nunca se negó a preparar un modelo de la estrella.

La gama Mercedes-Benz actual es más extensa que nunca. Desde el Clase A hasta el Mercedes-Maybach G 650 Landaulet hay para todos los gustos y bolsillos. En los años 80, Mercedes no disponía de un Clase A o Clase B, pero sí disponía ya de un modelo de hasta nueve plazas para familias numerosas, la MB1 00.

El MB 100 se fabricó de 1981 a 1995 en la factoría Mercedes de Vitoria, de donde ahora salen cada año para Europa y Norteamérica unas 100.000 unidades de los Mercedes Vito y Clase V. Esta factoría, la de DKW-IMOSA, era propiedad del grupo Auto-Union en los años 50 y fabricaba bajo licencia una versión local de la furgoneta de reparto DKW F100, furgoneta de tracción delantera muy popular en Alemania.

En 1958, Daimler-Benz compra Auto-Union, para luego venderla a Volkswagen en 1964, pero conserva la factoría de Vitoria. En esa factoría Mercedes-Benz siguió durante un tiempo fabricando “la DKW”, como se la conocía popularmente, bajo el nombre de Mercedes N1000 y N1300 hasta que en 1981 presentó la MB 100.

La MB 100 era una actualización de la N1000/N1300. A nivel técnico conservaba un chasis de largueros y travesaños, motor longitudinal delantero y tracción delantera. Al igual que la N1000/N1300, la MB 100 se vende principalmente en el sur de Europa. En 1987, sin embargo, Mercedes-Benz quiere ampliar su oferta de vehículos industriales ligeros con un modelo compacto. En lugar de desarrollar un modelo nuevo, actualizan el MB 100 y le abren los mercados del norte de Europa.

Presentado junto al AMG “Hammer”

Ese mismo año, en el stand de AMG y junto al “Hammer” había un MB 100 negro preparado por AMG. La estética es llamativa, deportiva y muy alejada de lo que imaginamos cuando nos hablan de un MB 100. Calandra de doble faros, extensiones de aletas y faldones laterales, así comos poilers delantero y trasero son algunos de los cambios efectuados. Por supuesto, el MB 100 está bajado y asentado sobre un juego de llantas AMG de 8X15 pulgadas (neumáticos de hasta 255/60-15). Simplemente soberbio.

A bordo, AMG propone toda clase de opciones y accesorios en esta suerte de monovolumen de lujo, como los nueve asientos individuales tapizados en cuero con tabletas en los respaldos, techo en Alcantara, equipo car audio de lujo y hasta radioteléfono.