Mercedes-Benz ya imprime piezas de metal en 3D

Mercedes-Benz acaba de dar un paso importante en la fabricación de repuestos y creación de piezas para sus modelos, en este caso dentro de la sección de camiones, al lograr la creación de piezas de metal mediante la impresión en 3D.

Este tipo de fabricación ha aumentado mucho en los últimos tiempos, y las calidades han crecido exponencialmente, con la mirada puesta en la creación incluso de un vehículo sólo mediante impresión en tres dimensiones. Pero hasta ahora, el plástico había sido el material que había permitido los mejores resultados.

Obviamente, para la industria del automóvil el plástico es útil, pero no para todas las piezas que componen un vehículo. Sin embargo, Mercedes-Benz ha conseguido que una pieza en aluminio y revestida de metal, creada por una de sus impresoras 3D, consiga pasar los estrictos controles de calidad de la firma de Stuttgart. El abanico de posibilidades que abre es muy amplio.

Ha sido dentro de la sección de camiones, donde su responsable de Marketing, Repuestos y Servicio al Consumidor, Andreas Deuschle, ha expresado su satisfacción: “La disponibilidad de repuestos en una visita al taller es esencial para nuestros consumidores; sin importar lo antiguo que sea el camión, o dónde se encuentre. El valor añadido de la tecnología de impresión 3D es que incrementa considerablemente la velocidad y la flexibilidad, sobre todo al fabricar repuestos”.

Efectivamente, en ello reside gran parte del logro. Un servicio técnico equipado con una impresora podría crear, desde la base de datos de la marca, la pieza específica que requerimos en nuestra visita al taller, con la esperada reducción de tiempos de espera y costos de la pieza, y con la tranquilidad de saber que cumple con la rigurosa exigencia de calidad de la marca.